Salsa alioli

Salsa alioli

Receta de cocina para preparar salsa alioli.

Aceite, ajos, sal y pimienta, éstos son los elementos básicos, que seguro nunca te faltan en la despensa. Con ellos, un mortero y un poco de paciencia, puedes preparar una de las salsas frías más antiguas de la historia de la cocina, bien conocida por los mediterráneos.

El alioli tiene un sabor fuerte y característico, así que siempre debes utilizarlo en dosis pequeñas y bien medidas, suficientes para acompañar y completar el sabor del plato base.

El arroz: a banda, blanco, o en paellas; las verduras cocidas, como habas judías verdes, zanahorias; las patatas asadas; los huevos duros; la carne de vaca hervida y algunos pescados, son fieles compañeros del alioli. También la sepia o los calamares a la plancha, reciben un toque de sabor muy apetecible, si los acompañas con esta salsa. Una sugerencia, prueba a echar una o dos cucharadas a la sopa de pescado, te sorprenderá.

Ingredientes:

– 7 dientes de ajo.
– 1/2 litro de aceite.
– pimienta.
– sal.

Cómo preparar la salsa alioli:

1- Machaca los ajos en el mortero, hasta convertirlos en una pasta. Sazónalos con sal y pimienta. Lo harás más rápido si troceas previamente los ajos. No olvides que éstos han de ser de excelente clase.

2- Vierte el aceite poco a poco y remueve continuamente, como si fuera una mayonesa, hasta ligar la salsa. Prueba y rectifica el punto de sal. Te recomendamos que uses siempre aceite de oliva.

Consejos y anotaciones:

La preparación suele cortarse con mucha facilidad. Pero todo tiene remedio. Para solucionarlo añade miga de pan, mojada en agua y vinagre, del mismo tamaño que los ajos machacados; también puedes poner una o dos yemas crudas; claro que entonces el resultado será muy parecido a una mayonesa con sabor a ajo, que tampoco está mal. Hay muchas personas que para evitar que se corte empiezan machacando una yema cocida, a continuación los ajos y por último echan el aceite. No es el alioli auténtico pero puede valer.

Procura hacerlo con aceite de oliva fino; también puedes usar los otros pero no aportarán nada nuevo. No debes olvidar que la clave del alioli es la calidad de los ingredientes.

Si no tienes mortero, tiempo o paciencia, puedes recurrir a ese pequeño electrodoméstico tan útil en la cocina llamado batidora. La rapidez está garantizada.

En cuanto a conservación, no es ésta una salsa para guardar, ya que su sabor se degrada.

¿Te ha resultado útil? Deja tu valoración:

Buscador de recetas:

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

También te puede interesar:

Relacionado: Carnes, , ,